Qué está pasando en China con los draconianos encierros por covid dos años después

El SARS-CoV-2 se originó en China, pero las cifras sitúan a este país como uno de los menos afectados por la pandemia del mundo.

Desde hace algo más de un mes, esto se les ha vuelto en contra. Cuando Occidente respiraba medianamente aliviado por su situación epidemiológica, en China volvió el pánico.

Su estricta estrategia de ‘cero covid’ llevó a principios de abril a cerrar a cal y canto la mayor ciudad del país, Shanghái, con 25 millones de habitantes.

En un principio iban a ser cinco días, pero el encierro dura un mes, publica Huff Post.

Y decimos “encierro” porque las informaciones que llegan de medios internacionales y de ciudadanos chinos a través de redes sociales no hablan de un confinamiento ‘al uso’, sino de una feroz política de aislamiento para evitar la propagación del virus. Al estilo chino.

Medios como CNN y BBC señalan que en los últimos días los funcionarios de Shanghái han instalado vallas metálicas para impedir que la gente salga de los edificios donde se ha registrado algún contagio. 

Un trabajador con EPI, en un barrio confinado de Shanghái (China) el 17 de marzo de 2022. HECTOR RETAMAL VIA AFP VIA GETTY IMAGES

Para los ciudadanos de Shanghái, el confinamiento está siendo mucho más duro que el covid. Al no poder salir de sus casas, y con todo cerrado, se ha hecho muy difícil conseguir comida.

Los funcionarios se encargaban de llevar víveres a los edificios confinados, pero muchos residentes denuncian que estos cargamentos no siempre llegaban, o bien eran insuficientes.

Las autoridades de la ciudad, aislada, han llegado a reconocer su falta de preparación ante la magnitud de las circunstancias.

Will Liu, un residente en Shanghái al que entrevista la BBC, cuenta que, desesperado y hambriento, tuvo que pedir comida a domicilio a precio de oro.

Pagó 400 yuanes (casi 60 euros) por unas chuletas de cerdo, y lo que recibió fueron un par de trozos de costilla en mal estado.

Como él, muchos más habitantes de la gran ciudad han pasado hambre y dificultades en el último mes.

A Yurley Benítez, una colombiana también entrevistada por la BBC, se la llevaron a la fuerza de su casa a un centro de cuarentena tras dar positivo.

Cuenta que lloró de impotencia e incertidumbre mientras la trasladaban, aunque luego el centro no estaba tan mal.

Lo peor: tener que dormir con las luces encendidas y con el ruido que hacían las 600 personas allí presentes.

 La colombiana denuncia el caos, la desinformaición y la falta de empatía de las autoridades. Asegura que muchas mascotas han muerto al ser desatendidas por sus dueños, que han debido abandonar sus casas casi sin previo aviso.

Desde el 1 de marzo, la ciudad, de unos 25 millones de personas, acumula unos 544.000 contagios, con unos 10.600 detectados este miércoles.

Según las cifras que aporta la agencia EFE citando al diario hongkonés South China Morning Post, de los 5,8 millones de personas de más de 60 años que residen en Shanghái, casi un 38% todavía no había recibido la vacuna frente al covid o, al menos, no con la pauta completa……..

Foto: AFP

Vía: Huff Post

¿Qué opinas al respecto?

Entrada siguiente

Vladimir Putin sufre de demencia en etapa temprana y su paranoia lo está volviendo loco, dice el ex agente de la KGB

lun May 2 , 2022
Es probable que VLADIMIR Putin padezca Parkinson y demencia en etapa temprana, mientras que su paranoia y el miedo a los traidores lo están volviendo loco, dijo un ex agente […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: