El dengue en sus variantes más críticas, una seria amenaza para los cubanos

Todavía con el Covid-19 dando coletazos, Cuba está amenazada por una nueva crisis sanitaria, no por conocida, menos peligrosa: el dengue.

Según datos ofrecidos este lunes por la viceministra de Salud cubana, Carilda Peña, hasta el 10 de junio, 3. 036 casos de dengue han sido confirmados en el país, y los serotipos del virus, catalogados como 1, 2 y 3, “pueden provocar dengue grave”.

Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Sancti Spíritus, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo son, hasta el momento, de acuerdo con el reporte del Ministerio de Salud Pública cubano, las provincias donde se ha demostrado la presencia del dengue.

Otro dato importante ofrecido por la viceministra, en el período que va de abril a junio se registraron 21.505 focos (criaderos de vectores), más que el pasado año, publica Radio TV Martí.

La amenaza de una epidemia que recrudezca las difíciles condiciones por las que atraviesan los nacionales ha llevado al régimen a dictar una serie de medidas tales como evitar los criaderos de mosquitos, sus picaduras, y crear un sistema de inmunización (vacunas) dictadas por el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel.

Todo esto se resume, según un reporte del portal oficialista Cubadebate, en prevenir el contagio; si hay contagio, atender al enfermo para que no se agrave y si llega a agravarse, que “se dediquen todos los esfuerzos para que no muera”, afirmó Díaz-Canel.

Sin embargo, los cubanos “de a pie” tienen una opinión muy distinta de lo que en realidad está sucediendo en la isla, y así lo han hecho saber a través de Radio Martí.

Desde Camagüey, una de las provincias en la lista de las afectadas, la activista Marisol Peña plantea dos situaciones agravantes dentro del país, la ausencia de servicios de limpieza: “Comunales nunca pasa limpiando calles ni recogiendo basura” y la falta de servicio eléctrico: “El dengue se transmite a través del mosquito. ¿Con qué te vas a espantar los mosquitos?”.


“Frente a mi casa hay un basurero que hace más de 15 días que no se limpia. Y estamos frente a una iglesia en la que se reúnen más de 500 personas”, expresó el pastor Jaser Caraballo, quien reside en la provincia de Sancti Spíritus.

El líder religioso hizo mención, además, a uno de los más graves problemas que afrontan los ciudadanos, la crisis de los medicamentos: “La gente va (al médico) pero no hay nada. Lo que están haciendo (los enfermos) en estos momentos es comprando medicamentos que la gente trae de otros países, y es lo que se está comercializando en la calle, porque en las farmacias no hay nada”.

Mientras, el médico opositor Ramón Zamora señaló desde Holguín que “el sistema vende estas mentiras al mundo de que las personas se presenten ante las instituciones de salud, pero lo primero es que allí no hay nada con qué tratar esta enfermedad, ni siquiera Dipirona (analgésico) y lo otro es que los mandan para la casa sin ningún tipo de prescripción, porque las farmacias están desabastecidas por completo”.

Foto: Internet

Vía: Radio TV Martí

¿Qué opinas al respecto?

Entrada siguiente

Johnson se despide del Parlamento con un hasta la vista, baby

mié Jul 20 , 2022
El dimisionario primer ministro británico, Boris Johnson, se despidió este miércoles del Parlamento con un “hasta la vista, baby”, en su última intervención ante la Cámara de los Comunes antes […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: