La NASA suspende el lanzamiento de la misión lunar Artemis I tras una fuga de combustible

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos informó que el despegue, que estaba previsto para este lunes 29 de agosto, se suspendió por una fuga de combustible de hidrógeno en uno de los motores del potente cohete Space Launch System.

Los cuatro motores R-25 debían ser “acondicionados” con propulsor criogénico para llevarlos a la temperatura correcta para el lanzamiento, pero uno de ellos no respondió como esperaban los expertos.

“La seguridad es siempre lo primero (…) Los equipos están trabajando en un problema con el motor número 3”, publicó la NASA en su cuenta de Twitter.

El mecanismo “no obtuvo la temperatura de alta precisión que estaban buscando (…) El equipo no pudo superar el vertido del motor que no mostraba la temperatura adecuada y, en última instancia, el director de lanzamiento ordenó una limpieza”, explicó el portavoz de la agencia espacial, Derrol Nai, publica France24.

Como resultado, el cohete, que transporta la cápsula de tripulación Orión en su parte superior permanecerá en la plataforma de lanzamiento 39B, en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida.

La próxima oportunidad de despegue está prevista hasta el próximo viernes 2 de septiembre, a las 12:48 p.m., hora local, indicó Nail.

“Debemos esperar para ver qué se desprende de los datos de prueba que están recopilando ahora y la decisión que debe tomar el equipo de lanzamiento sobre a dónde ir desde aquí”, agregó el vocero de la NASA.

Este no es el primer retraso que sufre la misión Artemis I. De hecho, tiene años de dilaciones por fallas técnicas que han dado lugar a miles de millones de dólares en excesos presupuestarios; solo esta demostración cuesta $ 4,1 mil millones.

Las fugas de combustible de hidrógeno también estropearon la prueba de cuenta regresiva el pasado abril. El ensayo se repitió con más éxito en junio, pero experimentó algunas filtraciones.

Los expertos de la NASA habían advertido que no sabrían con certeza si las soluciones eran suficientes hasta que intentaran cargar los tanques del cohete con casi un millón de galones de combustible súper frío este lunes.

El cohete de 98 metros es el más poderoso jamás construido por la agencia espacial estadounidense, superando incluso al Saturno V que por primera vez llevó a los astronautas a la Luna hace medio siglo.

blank
El cohete Artemis I de la NASA se encuentra en la plataforma de lanzamiento 39-B del Centro Espacial Kennedy mientras se prepara para un vuelo no tripulado alrededor de la Luna, en Cabo Cañaveral, Florida, EE.UU. © Getty Images via AFP

Artemis I recibe su nombre en honor a la hermana gemela mitológica de Apolo, como se denominó el programa que llevó por primera vez astronautas a la Luna en 1962.

Se trata de la primera parte de una exploración que apunta a llevar humanos a la órbita lunar y preparar un eventual viaje a Marte, entre otros objetivos.

Para este vuelo de prueba no hay personas a bordo sino tres maniquís. Uno ocupará el asiento del comandante, equipado con sensores de vibración y aceleración. Los otros dos hechos de material que simula el tejido humano medirán la radiación cósmica, uno de los mayores riesgos de los vuelos espaciales.

El primer gran objetivo es hacer girar una cápsula cerca y alrededor de la Luna, por primera vez en 50 años. Eso pondrá a Orión a 450.000 kilómetros de la Tierra, más lejos que Apolo.

Pero más allá de volver al satélite natural del planeta, el programa tiene “una visión más amplia que es explorar el sistema solar, incluido Marte, los asteroides y resolver problemas relacionados con la Tierra”, explicó a France 24 Jacco Van Loon, director del Observatorio Keel del Reino Unido.

Según los cálculos de los expertos de la agencia espacial, la nave llegaría a su objetivo en una semana y toda la operación, desde su despegue hasta el amerizaje en el Pacífico, tomaría seis semanas.

Si este programa resulta según lo planeado, la NASA pondrá en marcha la misión Artemis II, que prevé astronautas a bordo, en 2024.

Para finales de 2025 o en 2026 se llevaría a cabo Artemis III, cuyo objetivo es llevar a dos personas a la superficie lunar.

El próximo paso sería Marte, posiblemente a fines de la década de 2030 o principios de la de 2040.

Foto: Internet

Vía: France24

¿Qué opinas al respecto?

Entrada siguiente

Las cifras que duelen: casi 7 millones de venezolanos salieron del país en los últimos años

mar Ago 30 , 2022
Más de 6,8 millones de venezolanos salieron de su país de origen en los últimos años, según la última actualización, difundida este lunes, de la Plataforma de Coordinación Interagencial para […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: