Así es la Operación Puente de Londres que se activa tras muerte de la reina Isabel II

La Operación Puente de Londres es un nombre que a pocos les gusta pronunciar, publicar o debatir en Reino Unido. Es la que coordina todo el despliegue protocolario, diplomático y ejecutivo de 10 días, cuidadosamente planeados, que tiene que poner en marcha el día en que muera la reina Isabel II, soberana de los británicos desde 1953.

La filtración de los planes ultrasecretos, el año pasado en Politico, fue calificada de “cruel” e “inmoral” por las autoridades británicas, que prometieron investigaciones para dar con los autores, pues el plan solo se había compartido con un pequeño grupo de personas.

Entre los preparativos para ese fatídico Día D se ha determinado que todas las banderas del gobierno deben bajarse a media asta a los diez minutos del deceso, y acto seguido habrá una alocución en televisión del Príncipe Carlos, quien también se embarcará en una gira por Reino Unido. Mientras tanto, se realizará un servicio conmemorativo en la Catedral de San Pablo para ministros que se verá “espontáneo”, publica Huff Post.

El príncipe Carlos y la reina Isabel, el pasado 30 de junio, en Edimburgo.
El príncipe Carlos y la reina Isabel, el pasado 30 de junio, en Edimburgo. WPA POOL VIA GETTY

La Operación London Bridge (Puente de Londres) se filtró después de ser actualizada durante la pandemia de coronavirus, por si acaso las condiciones sanitarias obligaban a cambiar los planes preestablecidos. Este despliegue, en realidad, se acordó por primera vez en la década de 1960, pero nunca se había publicado con tanto detalle.

La operación Spring Tide, el plan celosamente guardado para el acceso al trono del príncipe Carlos, también se incluyó en la filtración.

La primera persona fuera del Palacio de Buckingham a quien se le dirá la triste noticia será el primer ministro (en este caso, la primera ministra Liz Truss, que llegó al cargo el 6 de septiembre apenas), quien será telefoneado por el secretario privado de la reina, antes de una cascada de llamadas a los miembros del gabinete, miembros del consejo privado y altos cargos.

Además de las Fuerzas Armadas, por supuesto, que planean saludos con armas de fuego en todo el país horas después. A todos se les dará el mismo mensaje escrito: “Acabamos de ser informados de la muerte de Su Majestad la Reina. Se requiere discreción”.

Luego, la Casa Real emitirá una notificación oficial entregando la triste noticia al público a través de la televisión y la prensa, incluida la confirmación de que el funeral de su majestad tendrá lugar diez días después en la Abadía de Westminster, antes de ser enterrada en la cripta familiar junto a su amado Príncipe Felipe en el castillo de Windsor.

Antes de eso, su cuerpo permanecerá durante tres días en el Palacio de Westminster, que estará abierto las 24 horas del día para que los miembros del público presenten sus respetos.

El Departamento de Transporte también advirtió que Londres estará “lleno” por primera vez en la historia, con trenes y autobuses inundados de personas que inundarán la capital para llorar a la Reina y luego se alinearán en las calles para el funeral. Por eso hay anexos especiales sobre soluciones al transporte, además de planes para las redes sociales en la era de Internet.

Vista del castillo de Windsor, donde se producirá el entierro.
Vista del castillo de Windsor, donde se producirá el entierro. BRIAN BUMBY VIA GETTY IMAGES

El sitio web de la Familia Real será reemplazado por una página completamente negra con una breve declaración que confirme la muerte de Su Majestad. Todos los sitios web de GOV.UK tendrán un banner negro agregado.

Todos los tweets y retweets de las cuentas de redes sociales y los ministros del departamento de Gobierno deberán ser firmados, revisados primero por los médicos especializados, para mantener un control férreo sobre los mensajes sobre la Reina en un momento delicado. Y no se permiten declaraciones públicas de parlamentarios de alto nivel hasta que el primer ministro hable primero, probablemente desde Downing Street en las horas posteriores a su muerte.

La primera ministros será informada por teléfono y mensaje de que la Reina está muerta. No está claro si el código London Bridge Down (Puente de Londres ha caído) será utilizado por el Palacio de Buckingham, pero este ha sido el rumor desde que se elaboró el plan por primera vez en la década de 1960.

Se iniciará una “cascada de llamadas”, informando a los políticos y funcionarios por orden de antigüedad, comenzando por el gabinete, el secretario de gabinete y el Privy Council.

Hay un guión que no debe desviarse, en el que se le dice al individuo: “Acabamos de ser informados de la muerte de Su Majestad la Reina. Se requiere discreción”. Entonces se terminará la llamada.

Solo entonces se emitirá una “notificación oficial” entregando las noticias al público, probablemente a la Asociación de Prensa y a las principales emisoras del Reino Unido. También puede confirmar los planes para el funeral de la reina, que probablemente se llevará a cabo 10 días después de su muerte.

Se enviará un correo electrónico a los ministros y funcionarios públicos diciendo: “Estimados colegas, es con tristeza que les escribo para informarles de la muerte de Su Majestad la Reina”.

Inmediatamente, todas las banderas en Whitehall y en todos los edificios estatales deben bajarse a media asta. El plan contempla una preocupación de la oficina de Gobierno que advierte la posibilidad de que no tengan un “oficial de bandera” a tiempo completo, lo que significa que hay ciertas horas del día en las que la bandera podría ser difícil de bajar. Se podría utilizar un contratista en esos períodos, dicen los documentos.

Se recordará al Parlamento que se suspenderán las legislaturas delegadas de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

El sitio web oficial de la Familia Real se volverá negro con un breve anuncio que confirme la muerte de la Reina. Los sitios web gubernamentales también se volverán negros con pancartas especiales ya diseñadas.


Las cuentas oficiales de Twitter, Facebook e Instagram también se volverán negras y todos los tweets se pausarán excepto los ya acordados, pero habrá silencio hasta que el primer ministro en ese momento hable públicamente primero.

La primera ministra hablará en Downing Street por televisión en vivo para rendir el primer homenaje a Su Majestad.

Luego irá a ver al nuevo rey, el Príncipe Carlos, quien se dirigirá personalmente a la nación a las 6 de la tarde, hora local, para coincidir con los principales boletines de noticias de la noche.

El primer ministro y los ministros más importantes del gabinete irán a un servicio conmemorativo en la catedral de San Pablo. A pesar de estar planificado de antemano, se debe hacer que parezca ‘espontáneo’, según los documentos filtrados…………

Foto:  Sean Gallup/Getty Images.

Vía: HuffPost

 

¿Qué opinas al respecto?

Entrada siguiente

Muere la reina Isabel II de Inglaterra a los 96 años

jue Sep 8 , 2022
La reina Isabel II, la monarca que más tiempo ha estado en el trono de Reino Unido, ha fallecido este jueves a los 96 años en el castillo de Balmoral, […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: