Huracán Ian toca tierra en Cuba como categoría 3 con fuertes vientos e intensas lluvias

El huracán Ian llegó a Cuba en la madrugada del 27 de febrero convertido en categoría 3, con vientos de 125 mph.

Tocó tierra en el puerto de La Coloma, en Pinar del Río, a las 3:25 a.m. con intensas lluvias y marejadas ciclónicas que se extienden por la costa occidental de la isla. A las 5 a.m., el centro del huracán se ubicaba a 5 millas de la ciudad de Pinar del Río.

El Centro Nacional de Huracanes informó “impactos significativos de viento y de marejada ciclónica” con olas de hasta 14 pies de altura.

El aviso del Centro advierte sobre “vientos destructivos” a lo largo del camino del centro de Ian a través del oeste de Cuba.

Los meteorólogos cubanos advirtieron que el huracán cubre una extensa área de más de 310 millas por lo que sus efectos podrían sentirse en otras provincias, publica El Nuevo Herald.

Se espera que Ian salga de la isla por algún punto entre entre Santa Lucía y Puerto Esperanza, en la costa norte de Pinar del Río. Más de 50 personas fueron evacuadas el lunes y se establecieron 55 centros de evacuación, aunque la mayoría de las personas se ubicaron en casa de familiares y amigos.

El principal aeropuerto internacional de la isla, José Martí, en La Habana, cesó operaciones este lunes a las 10 p.m. hasta las 12:01 a.m. del miércoles. Varios vuelos, entre ellos los de American Airlines y Southwest, ya habían sido cancelados. El operador del aeropuerto, la empresa estatal ECASA, aconsejó a los pasajeros afectados que se comuniquen directamente con las aerolíneas.

Desde el mediodía, la Isla de la Juventud ya sentía el impacto de las lluvias y el viento. En la tarde, las olas llegaban ya a dos metros de altura y se esperaba que alcancen de cinco a siete metros a medida que se intensifique el huracán. El transporte entre Gerona y Batabanó ya quedó suspendido, informó el sitio oficial Cubadebate.

Si Ian se convierte en un huracán de gran intensidad, como anticipan los meteorólogos, podría tener un afecto devastador para la golpeada economía de Cuba, que enfrenta un déficit energético y la avería de muchas de sus plantas eléctricas, que han provocado largos y constantes apagones.

Los suministros que los residentes de la Florida están acostumbrados a obtener para prepararse para una tormenta no están disponibles para la mayoría de los cubanos.

Esa larga lista incluye las cubiertas para las ventanas, las botellas de agua, los sacos de arena, las lámparas recargables, las baterías e incluso las velas.

La escasez de alimentos se suma a los dolores de cabeza de los cubanos durante el paso de un huracán. MEDIDAS DE PROTECCIÓN CONTRA IAN EN CUBA Desde la mañana del lunes, la Defensa Civil de Cuba colocó en alerta ciclónica las provincias de Pinar del Río, Artemisa, La Habana, Mayabeque, Matanzas, Cienfuegos y el municipio especial Isla de la Juventud.

En Pinar del Río se esperan afectaciones directas desde los municipios de Sandino hasta San Juan y Martínez, dijo el Canal Caribe de la televisión estatal. Desde el mediodía se interrumpió el transporte público y a partir de las 7 p.m. no se permitirá la circulación de autos ni de peatones.

El Consejo de Defensa Provincial indicó acelerar el proceso de evacuación de 50,000 personas, de las que 6,000 irán a centros estatales y el resto con familiares y amigos, según reportó el canal local de televisión TelePinar.

También se monitoreaban los embalses de la provincia que se encontraban a un 94 por ciento de llenado y se esperan lluvias torrenciales, que sobrepasarán los 200 milímetros en 24 horas. Las autoridades también se apuraron para proteger la cosecha de tabaco, una de las principales actividades económicas en esa provincia.

En La Habana, que se encuentra el este de la probable trayectoria del ojo de la tormenta, y también podría recibir lluvias torrenciales y vientos huracanados, las autoridades estaban concentradas en la recogida de escombros, según indicaciones del Consejo de Defensa Provincial.

El Consejo de Defensa Municipal de Plaza de la Revolución ordenó la evacuación del vecindario habanero de El Fanguito, cercano al río Almendares, porque se espera un desbordamiento del río.

Los habitantes de las zonas costeras bajas de la provincia de Artemisa también han sido evacuados, informó el diario Granma del Partido Comunista.

Muchos centros de trabajo permitieron que sus empleados se fueran a partir de las 2 p.m. para darles tiempo a llegar a sus casas y prepararse.

El gobierno dijo el lunes en la noche que el trabajo en La Habana se suspenderá el martes con pocas excepciones que incluyen al personal de primeros auxilios y trabajadores de la industria alimentaria.

La Unión de Ferrocarriles de Cuba informó que a partir del mediodía del lunes se suspendían las salidas programadas en los trenes nacionales, según reportó Radio Reloj.

El transporte público en la capital también será suspendido “paulatinamente”, según comunicó la empresa provincial de transporte. El último huracán de gran intensidad que afectó a Cuba fue Irma, que golpeó como categoría 5 en el 2017 y dejó 10 muertos.

POR SARAH MORENO Y NORA GÁMEZ TORRES

Foto: Internet

Vía: El Nuevo Herald

Entrada siguiente

No se puede descartar el sabotaje como motivo de los daños del Nord Stream -Kremlin

mar Sep 27 , 2022
El Kremlin dijo el martes que no descarta el sabotaje como motivo de los daños sufridos por la red de gasoductos Nord Stream, construida por Rusia, que han provocado fugas […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: