El presidente latino que sufre de TOC Y no tiene complejos en admitirlo

La visita del presidente chileno Gabriel Boric al World Leaders Forum de la Universidad de Columbia (EEUU) se hizo viral en redes sociales.

No fue por su discurso, sino por el particular momento en que le dio la espalda al público para “saludar” a un escenario vacío.

Y aunque los videos destilaban una crítica malintencionada, solo hicieron visible en el exterior una noticia que los chilenos conocen bien: su jefe de Estado sufre de TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo).

Boric padece de esta condición de salud mental –que produce pensamientos, reacciones repetitivas y obsesiones irracionales– desde los 12 años, publica Yahoo Noticias.

Él mismo lo ha contado, sin complejos, como deben tratarse estos casos médicos. “El TOC no es sencillamente ser ordenado, muy preocupado por la limpieza o la caricatura que últimamente han hecho algunas películas.

Es una batalla permanente con la mente, que puede afectar la vida cotidiana y que es muy desgastante”, escribió en una carta pública en 2018.

Los TOC del mandatario chileno van desde pestañear cuatro veces antes de entre un su habitación o girar cuatro veces la perilla de la puerta, según contó en una entrevista en 2014.

También de dar vueltas sobre su propio eje para recuperar la “posición en la que había nacido en el mundo”, como le confesó al animador Don Francisco en una entrevista tras asumir el poder en marzo de 2022.

Más de 100 millones de personas –3% de la población mundial– sufre algún tipo de TOC, de acuerdo con los cálculos de la Organización Mundial de la Salud.

Se trata de un tipo de enfermedad de salud mental, de la que no escapan los latinoamericanos. Los entes regionales registran que al menos 22% de los hispanos en toda América padecen de depresión y ansiedad severa, que también se enmarcan dentro de tipo de condición médica.

“Cuando tú tienes una herida, se nota, tienes que hacer un tratamiento para repararlo, y cuando tienes problemas con la salud mental, muchas veces se esconde”, dijo Boric durante una entrevista con CNN en inglés donde fue cuestionado por su “saludo” en la Universidad de Columbia.

“La gente siempre dice ‘no actúes como loco’ es siempre un insulto, y son enfermedades. Les pido no contribuyan a la estigmatización de la salud mental que abunda tristemente en las redes sociales”.

Boric recibe medicación para controlar estos trastornos. Incluso en 2018 se internó voluntariamente por 21 días en el Hospital Psiquiátrico de la Universidad de Chile para mejorar su tratamiento. “Yo hoy día estoy bien, con tratamiento permanente. Esta es una enfermedad que no se pasa”, ha explicado.

La condición médica controlada de Boric no parece incidir sobre sus funciones públicas. Varios mandatarios en la región han tenido crisis de salud mental durante su mandato: Los presidente estadounidenses James Madison, John Quincy Adams, Franklin Pierce, Abraham Lincoln y Calvin Coolidge sufrieron depresión, mientras que Thomas Jefferson y Theodore Roosevelt tenían signos de ansiedad y desorden bipolar, según los datos que arrojó una investigación realizada por el psiquiatra Jonathan Davidson de la Duke University Medical Center (Carolina del Norte) que cita El País.

En América Latina el caso más conocido es el del presidente ecuatoriano Abdalá Bucarám, destituido hace 25 años por el Congreso tras una acusación de incapacidad mental. Sin embargo, pareció más bien un argumento político para sacarlo del poder que un diagnóstico médico.

Le cuestionaron sus cantos públicos en mítines políticos y el uso de su fotografía en alimentos distribuidos por su gobierno, actos populistas que han replicado otros mandatarios en la región.

Juan Pablo Arocha

Foto: Twitter

Vía: Yahoo Noticias

Entrada siguiente

Abren los colegios electorales en Brasil para elegir a su nuevo presidente

dom Oct 2 , 2022
Los colegios electorales de Brasil han abierto sus puertas a las 08.00 de la mañana (las 13.00 hora española) en el comienzo de la primera vuelta de las elecciones que […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: