Distrito escolar de Uvalde suspende a su fuerza policial

Las autoridades del distrito escolar de Uvalde en el estado de Texas suspendieron a todos los guardias distritales y aseguraron que se trata de una decisión basada en “acontecimientos recientes” mientras continúan las pesquisas adelantadas por la Asociación de Jefes de Policía de Texas e investigadores privados tras el tiroteo de mayo pasado en el que fallecieron 19 menores y dos profesoras.

En un comunicado, el distrito informó de la suspensión de todas las actividades del Departamento de Policía del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, una fuerza integrada por cinco oficiales y un guardia de seguridad, “por un período de tiempo”.

Los hechos se producen luego de que el jueves, 6 de octubre, se conociera que el distrito despidió una policía escolar identificada como Crimson Elizondo, que estaba recién contratada, tras darse cuenta que ella fue uno de los casi 400 agentes que respondieron al tiroteo y que han sido fuertemente cuestionados por su demora para neutralizar al atacante.

Pese a que la mujer fue una de las primeras agentes en llegar al lugar, siempre permaneció por fuera de la escuela y la cadena CNN mostró ayer que la cámara corporal de Elizondo la grabó diciendo: “si mi hijo hubiera estado allí, yo no habría estado afuera. Te lo prometo”, publica France24.

En el texto, el distrito también explica que el teniente Miguel Hernández fue puesto en licencia administrativa.

A su vez, Ken Mueller, que se desempeñaba como director de servicios estudiantiles, también fue puesto en licencia administrativa y anunció que se jubilará. Los oficiales restantes que integran la fuerza serán reasignados a otras tareas en el distrito.

Solo ha pasado un mes desde que inició el año escolar en esta comunidad del sur de Texas y las decisiones dejan ver la fuerte presión que enfrentan las autoridades mientras siguen las investigaciones sobre el caso.

Previo a la medida de este viernes, solo se había producido el despido del jefe de la Policía Escolar de Uvalde, Pete Arredondo, en agosto pasado.

Las familias de las víctimas han cuestionado por qué, a pesar de que 376 agentes de diversas agencias respondieron al tiroteo, muchos de ellos armados con pistolas, rifles y chalecos antibala, pasó más de una hora hasta que confrontaron a Salvador Ramos, un joven de 18 años que fue el autor de los hechos.

El distrito afirmó que pediría al Departamento de Seguridad Pública de Texas ayuda adicional durante la suspensión de la fuerza policial. Al tiempo, indicó que “confiamos en que la seguridad del personal y el estudiantado no se verá comprometida durante esta transición.

Foto: AFP

Vía: France24

Entrada siguiente

Cuba intentó evitar que la ONU investigue la represión en Rusia

sáb Oct 8 , 2022
El régimen de Cuba votó el viernes en contra de que la Organización de Naciones Unidas ordenara monitorear por medio de un Relator Especial la represión de los opositores en […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: