Entrevista a Julio M Shiling: el único lugar donde ocurrió un tsunami rojo fue en La Florida y se rompieron récords históricos sin precedentes

Por: Yoaxis Marcheco Suárez

 

En medio del actual panorama electoral en los Estados Unidos, Radio Viva 24 tiene el privilegio de conversar con Julio M. Shiling, politólogo, escritor y director de las plataformas informativas: Patria de Martí y The Cuban American Voice.

Shiling es además autor de varios libros, incluyendo “Dictaduras y sus paradigmas”. Twitter: @JulioMShiling

Yoaxis Marcheco: ¿Qué importancia tienen las elecciones de mitad de
período en los Estados Unidos?

Julio M Shiling: Las elecciones de término medio dentro del contexto político de los Estados Unidos son muy importantes, sobre todo tomando en cuenta el principio de gobierno mixto que es una de las bases del sistema republicano de los Estados Unidos.

Los fundadores de la patria americana, precisamente, querían un sistema engorroso con el fin de buscar la moderación. Fíjese que los mercados económicos tienden a favorecer que la presidencia esté en manos de un partido y el Congreso en otro, ven en ese esquema más estabilidad y moderación.

YM: ¿Por qué aún no se conocen los resultados de estas elecciones de 2022?

JMS: Porque en Estados Unidos cada estado tiene la potestad de diseñar sus propias regulaciones, sus propias leyes electorales; es más, la legislatura estatal de cada estado es la única fuerza constitucional que tiene la responsabilidad de escribir las leyes electorales y hay estados, por ejemplo, que permiten o reciben votos con marca postal hasta la fecha de la elección, aunque se reciban cuatro días después se pueden contar, ese no es el caso de todos los estados, pero sí en
algunos.

La Florida, por ejemplo, es un modelo a seguir y yo creo que esto mucho se debe a un problema que hubo en el año 2000 que fue muy reñido y hubo que hacer numerosos reconteos, se usaba una maquinaria antigua y a ese nivel de perfección desde el 2000 hasta el 2022 podemos decir que ha servido en el caso del estado de la Florida y que en otros estados no se ha podido llevar, estados con mucho menos personas y sin embargo tienen una lentitud extraordinaria en la votación, en parte se debe a que no hay un modo uniforme de votar, ni de las reglas que se imponen para el monitoreo de la votación.

YM: ¿Por qué no ocurrió la marea roja que muchos esperaban?

JMS: Lo que hemos visto es para los republicanos un despertar porque
históricamente las elecciones de mediado de término siempre representan una pérdida para el gobierno en la rama ejecutiva, o sea, para el partido que está en la Casa Blanca, eso ha sido así siempre, pero en este caso tomando en cuenta el nivel de la inflación, el alza del crimen, precisamente más que nada en ciudades y en estados controlados por demócratas, la crisis que hay en la frontera sur con la entrada ilegal de personas, cuando tomamos en cuenta que el 90 por ciento de la droga que entra a los Estados Unidos entra por lafrontera sur, que no hay seguridad en la frontera y entramos en otros terrenos tan peligrosos como el intento de adoctrinar a los hijos, a los menores, sexualización de los niños en las escuelas, el adoctrinamiento con doctrinas marxistas: Teoría y crítica de las razas, la ideología de género, la Teoría Queer, todo esto forma parte de un movimiento diseñado para reformular la sociedad estadounidense, entonces… todas estas cosas que están ocurriendo, uno esperaría que hubiera habido una marea roja yfíjate que la evidencia empírica respalda que la sociedad estadounidense no está contenta con el rumbo
de las cosas, el 70 por ciento en numerosas encuestas revelan que no favorecen el rumbo en que está iendo el país. Joe Biden como presidente tiene un nivel de aprobación
del 38… 39 por ciento que es una cantidad bien baja, de modo que estaba todo dado para que en la Cámara Baja los republicanos pudieran ganar entre 25 a más de 30 escaños y que lograran una mayoría en la Cámara Alta por una cómoda proporción y no ocurrió, sí tendrán la mayoría en la Cámara Baja, pero no en la proporción que se esperaba y en la Cámara Alta eso no parece que va a ser el caso, porque si ganara en Georgia y tienen un empate, la vicepresidente rompe el empate en una votación.

YM: Entonces, ¿qué pasó?

JMS: Primero, los republicanos tienen de una vez y por todas que aceptar que los sistemas de votación por correo y por mecanismos electrónicos están aquí para quedarse, el partido republicano es el que insiste a sus seguidores a ir a votar en las urnas y preferiblemente el mismo día de las elecciones y eso era bueno en otros momentos, pero los demócratas no tienen un dia de votación, sino tienen una temporada y los republicanos tienen que adoptar eso y poner mayores energías y recursos a sacar el voto desde mucho antes, desde que en cada estado se permite la votación anticipada y la votación por correo, tienen que llevar a cabo esfuerzos más agresivos para promoverlo entre la población.

Por otro lado los demócratas gastaron tres veces la cantidad de dinero en elecciones, o sea que estuvieron favorecidos por donaciones y la distribución de los recursos en cuanto a las elecciones, yo estoy a favor del financiamiento público de las elecciones y no tener dinero privado, de esa forma sería un sistema mucho más libre de influencia por los donantes, pero eso parece difícil que se va a lograr, de modo quem a lo que se podrá aspirar es a poner más límites en cuanto a los gastos y los republicanos hacer un enfoque de lo que se están gastando los demócratas y que ellos no se acercan a la inversión en las campañas en el actual sistema, están en una desventaja, pero sin lugar a dudas la metodología te diría que, en mi apreciación, es lo más importante, de nada sirve si puedes llenar los estadios y no ganas elecciones.

Los demócratas tienen pocos rallyes y a los que tienen nadie va, sin embargo ganan las
elecciones porque organizan mejor la votación anticipada, organizan mejor los votos por correo y estas son las nuevas reglas del juego que los republicanos tienen que aprender a jugar.

YM: ¿Está dividido el Partido Republicano?

JMS: Sí, el Partido Republicano está dividido y en más de dos modos, o sea, en el Partido Republicano primero está el ala conservadora y está un ala tal vez más moderada,
más tradicional, este siempre fue, los partidos tienden a tener diferentes facciones.

Aunque no es el caso que nos ocupa ahora, se puede decir que el partido demócrata está dominado por el ala radical que fue la que confeccionó Barack Obama y es la que está con un control y un centralismo democrático extraordinario.

El Partido Republicano también históricamente ha tenido una división, Ronald
Reagan, por ejemplo, en el año 1980 cambió eso en el sentido de que logró una mayoría republicana dentro del partido.

Donald Trump, podríamos decir, también logró al nivel de la sociedad de votantes
republicana, a nivel popular, una estampida hacia el conservadurismo, la mayoría de los votantes
republicanos se considera conservadora, sin embargo, la jerarquía del Partido está en manos de
republicanos más tradicionales, pero aun dentro de esa realidad, hay ahora una cierta división que
está surgiendo dentro de la rama más conservadora por los pronunciamientos del ex presidente Donald Trump contra el gobernador Ron DeSantis y también contra el gobernador de Virginia porque los considera que, tal vez, ambos se pudieran postular para la aprobación de los votantes republicanos en el 2024 y eso me parece muy contraproducente de parte del ex presidente porque lo único que va a hacer es distanciarlo a él de amigos importantes que tiene.

YM: ¿Ya que toca a DeSantis, qué le pareció el apoyo de los floridanos
a su gobernador?

JMS: Primero, el único lugar donde ocurrió un tsunami rojo fue en La
Florida y se rompieron récords históricos sin precedentes, o sea, en el Condado de Miami Dade por
primera vez en la historia la gana un republicano y la ganó por un margen comodísimo, igual que en el Condado de Palm Beach, o sea, la Florida que por muchos años fue un estado que podía ir demócrata, ya es una base republicana sólida y yo creo que ahí es donde está el buscar el éxito del sistema para ganar elecciones los republicanos.

Primero el sistema de votación por correo en el estado de la Florida es un sistema seguro y así se ha promovido porque desde hace tiempo se vota por correo y hay seguridad, el sistema se perfeccionó, desde al año 2000 hay votación anticipada. Los floridanos confían en
el sistema electoral, no hay buzones a la intemperie donde se pueden hacer fechorías o intentar
robar elecciones, sino que es un modelo que facilita el voto, pero a la misma vez hace difícil el
fraude.

El gobernador Ron DeSantis ha implementado precisamente todo lo que Donald Trump quería implementar y que no logró, o sea, ha sido el mejor trumpista sin ser Trump y esto tiene un significado extraordinario porque, hay una
cuestión de estilo.

Los resultados que se lograran en la Florida solo hubieran sido posible si votantes
independientes y votantes demócratas votaran por él, un gobernador republicano, los números
demuestran que no solo fueron republicanos, sino que también fueron votantes independientes,
muchos de ellos afiliados al Partido Demócrata que le dieron el voto de confianza, eso es por los logros naturalmente que ha tenido, pero también porque el estilo de ser un
gobernador para todos los floridanos, no solo para los republicanos y un protocolo de seguir que
es muy importante para el éxito político.

YM: ¿Cree que DeSantis se postulará para presidente en el 2024?

JMS: Sí, definitivamente creo que debe postularse en el 2024, Quiero
decir que esta no era mi posición antes de las elecciones de mediado de término, pero después de ver la oportunidad que perdieron los republicanos de tener una victoria contundente tomando en cuenta la realidad del país que era para que hubiera habido un tsunami de verdad y no ocurrió, pues estoy convencido de no creer que Donald Trump gane unas elecciones en el 2024.

Trump puede motorizar un sector del Partido Republicano como nadie, eso es cierto, pero eso no es suficiente para ganar elecciones a nivel nacional.

Debemos entender que en Estados Unidos hay dos elecciones, están las primarias
que son elecciones de personas dentro del partido y después están las elecciones nacionales, son dos eventos completamente diferentes, con audiencias completamente diferentes, entonces hay que ver quién puede ganar en la más importante, en la nacional, quién puede traer votantes
independientes y demócratas a votar por ti o al menos a no votar por un demócrata porque ven cierta esperanza.

Donald Trump sin lugar a dudas ha traído a muchos hispanos y muchos negros estadounidenses a la línea republicana y tiene todo el crédito del mundo por hacerlo, pero es muy polarizante y me parece que para ganar en el 2024 es el momento de Ron DeSantis, es la figura más importante ahora del Partido Republicano.

YM: O sea, usted dice que el ex presidente sería más bien una figura
que llevaría a los republicanos a la
derrota en las elecciones de 2024…

JMS: Donald Trump ha aportado enormemente al Partido Republicano, tal
vez sin haberlo planeado logró la edificación de un movimiento completo, o sea, logró un cambio
de paradigma dentro del partido republicano. Cuando hablamos de Trumpismo, o le puedo llamar
la nueva derecha, estamos hablando de un movimiento conservador, con enfoque económico
nacionalista, quiere decir defendiendo las industrias nacionales, defendiendo la libertad de
expresión, defendiendo la Constitución, defendiendo instituciones que son pilares seminales para
una sociedad libre como es la familia, como es la religión, como son los medios de comunicación
libres, o sea, representa un esquema de valores que son esenciales para una sociedad libre y abierta, ha defendido la clase trabajadora por su enfoque en la política y en la economía nacional, en industrias nacionales, pero hay otro lado de la moneda de la figura de Trump y eso es que es una persona polémica y su estilo… no su sustancia porque fue un gran presidente, es que tiende a hacer muchos enemigos y el problema de eso es que esos enemigos salen a votar en su contra, donan dinero para que no salga y no es suficiente los seguidores que tiene a ultranza con lo que produce en otras personas, por lo que pienso que sí ha beneficiado al partido republicano y lo beneficia, pero a la misma vez hay que ir pensando en un Trumpismo sin Trump, él puede seguir dando aliento, pero en estos momentos en el curso que vemos que está de empezar aatacar a candidatos potenciales a las primarias del 2024 es una locura que lo esté haciendo incluso a sus
mejores aliados en algunos casos.

YM: Toquemos otro punto, ¿cuál sería el panorama de seguir los
demócratas en control del Senado y los
republicanos de la Cámara?

JMS: Los republicanos deben tener un objetivo primordial en los dos
años que le quedan al presidente Joe Biden y eso es tratar de interferir en lo más posible su gobierno que ya más bien constituye un régimen que un gobierno por la complicidad de instituciones que tradicionalmente eran independientes como el FBI, el Departamento de Justicia, como las instituciones de inmigración, los medios oligarcas tecnológicos que controlan gran parte de la información que reciben los estadounidenses, o sea ya la afiliación a la ideología de la izquierda radical en muchos casos de estas instituciones y la defensa de
principios de la izquierda radical como hemos visto la persecución de
conservadores y la subcategorización como terroristas domésticos hace un peligro lo que
estamos viviendo y es responsabilidad de los republicanos tratar de impedir eso, y dicho sea
de paso hay que añadir esta fue la estrategia de los demócratas contra Donald trump, o sea tener
audiencia tras audiencia principalmente después que perdió el control de la mayoría en las primeras elecciones de medio término que tuvo, así que eso es la responsabilidad del partido republicano que tiene que tener audiencias del tráfico de influencias del Presidente, hay que investigar la implicación de Biden en el caso de su hijo, hay que investigar la crisis en la frontera sur, hay que investigar el comportamiento del FBI que tiene un paralelismo extraordinario con una policía política, hay que investigar al Departamento de Justicia en cuanto al por qué están categorizando a republicanos como terroristas domésticos y dándole un
seguimiento extraordinario, cuando eso no se ha hecho con movimientos
terroristas como Black Lives Matter o Antifa, entonces esa sería la responsabilidad de la Cámara y
en cuanto al Senado que los demócratas lamentablemente parece que van a retener la mayoría, tratar de atraer a algunos demócratas moderados para impedir que Biden vaya a nominar a jueces
izquierdistas al sistema judicial norteamericano, sobre todo a la Corte Suprema.

Para todo esto, me parece a mí, que los republicanos necesitan un cambio de liderazgo en el Senado y también en la Cámara Baja, o sea deben elegir nuevos líderes que tengan este nivel de concientización de que hay que obstaculizar la agenda de Biden, que podemos decir es también la de Obama, por los próximos dos años hasta, con el favor de Dios, ganar en
el 2024 la presidencia.

Foto: julio-shiling-by-alvaro-matajpg

¿Qué opinas al respecto?

Entrada siguiente

Xi avisa a Biden de que Taiwán es “la primera línea roja” que no debe cruzar

lun Nov 14 , 2022
El presidente chino, Xi Jinping, advirtió hoy a su homólogo estadounidense, Joe Biden, de que Taiwán, que China reclama como propio, es “la primera línea roja que no se debe […]
blank

A %d blogueros les gusta esto: