Fallece en Miami Felipe Valls, fundador del emblemático restaurante Versailles

Felipe Valls, el renombrado empresario y exiliado cubano, fundador del emblemático restaurante Versailles, falleció este sábado en Miami, informaron medios locales y líderes comunitarios.

La historia de Valls es similar a la de miles de exiliados cubanos de las primeras olas del éxodo, que sufrieron la confiscación de negocios y propiedades y un asedio social feroz por su resistencia a la imposición del socialismo en su país por parte del gobierno de Fidel Castro, lo que los obligó a exiliarse y reinventarse partiendo desde cero en la mayoría de los casos.

Comenzó desde cero en Miami en 1960, buscando una forma digna de vivir que logró con la importación de cafeteras de Italia y España, según recoge Telemundo 51 en su sitio en la internet. “Las cafeteras me abren el camino, porque aquí no se usaban”, afirma Telemundo 51.

Felipe Valls Sr., fundador del Versailles, con su hijo Felipe Valls Jr. y sus nietas, Nicole, Luly y Desirée celebra el 50 aniversario del restaurante de la Calle Ocho en noviembre de 2021. PEDRO PORTAL pportal@miamiherald.com

Pero su gran aporte a la historia de los cubanos en Miami ocurre en 1971, con la compra del terreno donde hoy se levanta el Restaurante Versailles en la Calle Ocho.

Pronto esa iniciativa se convirtió en un sitio preferido de los cubanos para disfrutar de la comida de su país y poco más tarde pasó a ser un centro de reunión de los exiliados que espontáneamente se han reunido allí para celebrar los grandes acontecimientos de la nación, los de alegría, de dolor, de ira e indignación.

Una de las más recientes y memorables fue la concentración totalmente espontánea de miles de cubanos por la muerte de Fidel Castro el 26 de noviembre del 2016, que atascó la Calle Ocho durante toda la madrugada y parte del día siguiente.

El Versailles –la obra magna de Felipe Valls– ha recibido en su local a los candidatos de la política nacional americana, a presidentes, congresistas, grandes figuras de la política internacional, disidentes y opositores cubanos que han atraído a una multitud de simpatizantes, curiosos y adversarios políticos en improvisados, a veces ruidosos, coloridos y siempre efervescentes actos.

El restaurante –de la mano de su fundador, Felipe Valls– se convirtió así, por obra de su propio sello, en un puente entre las dos Cubas a ambos lados del mar que las separa, de la Cuba libre, erguida, próspera y vital del destierro y de la empobrecida, asfixiada y agonizante patria de los desterrados.

El abrazo en este lado del estrecho de Florida, en el Versailles de Valls concretamente, se lo han dado los cubanos con sus familiares, los amantes de un sueño permanente de regreso y emancipación, de libertad y esperanza.

La memoria de Felipe Valls andará mucho tiempo entre los cubanos y ha ganado presencia permanente en la historia de nuestra gran ciudad.

Foto:  misimagenesdeluto

Vía: El Nuevo Herald

 

Entrada siguiente

22 cubanos esperan por un tercer país en la Base Naval de Guantánamo

dom Nov 27 , 2022
Más de 20 ciudadanos cubanos se hallan actualmente en el Centro de Operaciones para Migrantes, en la Base Naval de Guantánamo (MOC), a la espera de que un tercer país […]