Criaturas nunca antes vistas son halladas al acecho en aguas remotas del océano. ¡Son insólitas!

Un equipo de investigadores que exploraba un tramo remoto del océano Índico descubrió una serie de extrañas y fascinantes criaturas que nadaban en las profundidades, algunas de las cuales no se habían visto nunca antes.

A más de tres millas por debajo de la superficie, el equipo australiano encontró una nueva especie de anguila ciega, según un comunicado de noviembre del CSIRO, la agencia de investigación científica de Australia.

Flotando en la más absoluta oscuridad, parece una radiografía que ha cobrado vida, con su piel gelatinosa y transparente que cuelga suelta del resto de su anatomía bien visible, según muestran las imágenes.

Según el equipo, dirigido por el Museums Victoria Research Institute, se trata solo de uno de los descubrimiento entre un probable tesoro. La expedición se realiza después de que el gobierno australiano estableciera en marzo las Islas Cocos como parque marino, lo que añadió protecciones medioambientales adicionales a la zona, publica El Nuevo Herald.

Una especie de anguila ciega recién descubierta. Benjamin Healley/Museums Victoria

“Hemos descubierto un número asombroso de especies potencialmente nuevas que viven en este remoto parque marino”, declaró Tim O’Hara, científico jefe de la expedición.

De los especímenes recogidos por los investigadores, O’Hara espera que hasta el 30% sean nuevos descubrimientos, dijo en declaraciones a The Guardian. A bordo de su buque, llamado Investigator, los investigadores emprendieron una expedición de 35 días para cartografiar el fondo marino de las Islas Cocos.

Las Cocos, un conjunto de pequeñas islas cubiertas de arena blanca y exuberante vegetación que sobresalen en medio del Océano Índico, son tan bellas como aisladas. Pero gracias a los esfuerzos de cartografía en 3D de la tripulación del Investigator, ahora podemos ver con más detalle que nunca la belleza extraterrestre del mundo submarino que rodea a las islas: un lugar oscuro, escarpado y montañoso, repleto de una vida salvaje a la altura.

“Hemos transmitido estos nuevos mapas en 3D e imágenes de video submarino directamente desde el buque a los habitantes de las islas Cocos (Keeling), quienes se han mostrado muy emocionados al ver su paisaje marino en toda su grandeza”, dijo O’Hara.

Las criaturas que deambulan por este hogar frío y sin sol son muy variadas, algunas viciosas, otras discutiblemente simpáticas, y los depredadores no solo son dentudos, sino también astutos. Algunos habitantes notables son la anguila pelícano, cuya cola se ilumina como un faro imperdible en un cuerpo negro “aterciopelado”, dicen los investigadores.

Pone sus enormes mandíbulas a trabajar cuando atrae a su presa: Grande o pequeña, no importa demasiado, ya que el estómago especializado de la anguila puede estirarse para darle cabida. Los peces murciélago de aguas profundas casi se arrastran por el suelo con sus pequeñas aletas.

Al principio pueden parecer una mancha inofensiva aplastada por el inmenso peso del mar, pero incluso esta diminuta tortita juega sucio, usando un señuelo en su hocico para succionar a su presa.

“Este viaje de investigación ha dado lugar a muchos descubrimientos importantes sobre la vida marina y el terreno de las profundidades oceánicas, y estamos muy orgullosos de este trabajo”, dijo el director general de Museums Victoria, Lynley Crosswell.

“Estoy muy ilusionado con los nuevos descubrimientos científicos que surjan de esto en los próximos años”, declaró Taylor a The Guardian.

POR MITCHELL WILLETTS

Foto: @DanielShoerRoth

Vía: El Nuevo Herald

Entrada siguiente

Cuba dedica otra vez grueso de inversiones al turismo, mientras relega sectores vulnerables

vie Dic 2 , 2022
El Estado cubano dedicó el grueso de su inversión en 2022 al turismo y la actividad inmoviliaria que a otras esferas más urgentes, como la agricultura o la asistencia social, […]