La situación del coronavirus en Cuba se sale de control, mientras el régimen de la isla, claramente, sigue tomándonos el pelo con las estadísticas. Basta con revisar los últimos episodios referentes al tema para saber que algo huele mal en el relato sanitario de Cuba.
Otras enfermedades como la sarna y el dengue castigan a la población de la isla, en emdio de carencias de productos báiscos.